Todo lo que puede hacer un arquitecto

Por Luisa Rodríguez para Somos la Kennedy, Octubre 19, 2018

Todas las disciplinas buscan cómo mejorar la calidad de vida desde sus conocimientos y la arquitectura no es la excepción. Teóricos de diferentes épocas coinciden en que las primeras edificaciones se concibieron para dar protección y abrigo, luego se daría paso a la construcción de estructuras que le impidieran a posibles enemigos acercarse y a la edificación de templos que simbolizaran los ritos y creencias de las comunidades, de allí la creación de las ciudades.
 
Con el avance de las civilizaciones y los cambios que fue generando en sus necesidades, la arquitectura fue redireccionando su enfoque y comenzaron a construirse ciudades (que en un primer momento habían servido para propósitos bélicos o religiosos) para los habitantes, desde la funcionalidad, con nuevas estéticas y diseños en cuanto a la simetría, la lógica y la simplicidad. 
 
Con el correr del tiempo cada siglo y cada época aportó al mundo escuelas, puntos de vista, perspectivas del uso y creación de los espacios. En la modernidad todo importa: la funcionalidad, la estética, el entorno, los enfoques políticos, culturales o sociales. Gracias en gran parte a este desarrollo histórico es que un arquitecto hoy en día puede comunicar, proteger, recrear, modificar entre muchas otras opciones con sus diseños.
 
Para ser arquitecto necesitás varias habilidades y conocimientos que durante el trascurso de la carrera vas a redescubrir y a fortalecer. ¿Cómo vas a lograrlo? Sencillo: con la práctica. Si te apasiona el arte, sos analítico, te gusta pensar cómo aprovechar o redefinir los espacios y con ellos darle bienestar a las personas, revisá estas habilidades y conocimientos esenciales:
 
 
 
Habilidades
 
Dibujo: un arquitecto no necesariamente empieza la carrera con conocimientos sólidos en dibujo, pero definitivamente le gusta  y tiene una sensibilidad alta frente a creaciones en esta materia. Pensá en el dibujo como la habilidad que te va a permitir plasmar por primera vez tus ideas y darles las verdaderas características con las que querés proyectarlas. Por ejemplo, no será lo mismo dibujar una estructura creada en un espacio rural a la que pudiera crearse en una ciudad, y las habilidades en el dibujo son claves para dar una idea del detalle de cada una.
Tanto las habilidades para dibujar a mano como para dibujar en software como autocad o similares son importantes. Si no las desarrollaste lo suficiente antes de llegar a la universidad no  te preocupes porque recibirás todo el conocimiento y la práctica durante la carrera.
 
Adaptabilidad: los arquitectos, a diferencia de otros profesionales más técnicos, tienen la oportunidad y a la vez la capacidad para transformar sus ideas y convertirlas en resultados óptimos y útiles para personas o empresas. Estos profesionales suelen mantener abiertas las opciones frente a sus diseños, analizar al máximo todas las alternativas e incluso cambiar por completo su propuesta inicial para obtener mejores resultados.
Si tenés la capacidad para mantener tus opciones lo menos limitadas posibles y encontrás gusto en sacar provecho incluso de tus propios errores, esta carrera va a resultar fascinante para vos.
 
Creatividad: durante tus estudios de arquitectura, esta puede ser una de las habilidades que más vas a fortalecer y que más van a pedirte, por eso para estudiar esta carrera tenés que rodearte de espacios y personas que puedan apoyarte para potenciar tu creatividad. Podés pensar que cualquier idea o sueño por más loco o descabellado que suene, con un poco de análisis y estudio puede convertirse en tu próximo diseño y puede llevarse a la realidad. 
¿Sabías que la creatividad puede aprenderse? Comparar tus ideas con las de las personas que tienen más desarrollada esta habilidad puede ser un gran error, sobre todo porque vos podés convertirte en una persona más creativa mientras investigues, leas temas relacionados con tus ideas e inviertas tiempo en práctica y análisis de situaciones que puedas solucionar con tus creaciones.
 
 
 
Conocimientos
 
Bellas artes: sin duda las bellas artes y la arquitectura tienen puntos de relación en cuanto a los detalles y la influencia en los diseños es indudable, al pensar en el significado de ciertas estructuras y sus momentos en el tiempo, es posible encontrar la fuerte relación entre estas dos y esto es un tema que vas a analizar mientras estudiás la historia de la Arquitectura.
Alrededor del tema vas a encontrar un debate interesante: ¿una obra arquitectónica puede considerarse arte? Algunos teóricos afirman que la arquitectura existe para dar soluciones a las necesidades de las personas y debe agradarles, mientras que el arte es un tema personal del creador y se da a la interpretación, tal como lo expresó Adolf Loos, arquitecto austríaco del movimiento moderno. 
 
Matemáticas: este es un conocimiento y a la vez puede ser una habilidad, pues no todas las personas tenemos la disposición para llevarnos bien con las matemáticas, la geometría y la física. Vas a necesitar saber estas tres y ponerlas en práctica para calcular variables como por ejemplo la resistencia de materiales o las cargas que soportarían las estructuras que vas a crear. La geometría es indispensable en todas las creaciones que se dan en esta disciplina para darle dimensión, forma y orden a cada creación que desarrolles y para lograr que sean armónicas con las superficies en las que vas a trabajar. Con la práctica de las matemáticas, la geometría y la física durante el estudio de la arquitectura, podrás proyectar las ideas que ya has dibujado o imaginado de manera precisa y ordenada.
 
Investigación: como ya hemos venido hablándolo, los diseños y ejecuciones que hagas en el futuro podrán dar soluciones a necesidades de comunidades, familias, empresas y otros tipos de grupos sociales con diferentes objetivos y entornos. Lo más interesante es que vas a poder pensar desde la raíz de cada problemática porque tendrás que ejecutar una fase investigativa en la que realmente puedas interiorizar estas necesidades y convertirlas en soluciones de espacios que, con la estética, la creatividad, los elementos del entorno y el diario vivir de cada grupo social, respondan hábilmente.
 
 
¿Qué puede hacer un arquitecto?
 
Si te decidís por la arquitectura, este es un listado de posibilidades que pueden estar presentes en tu futuro. Leé con detenimiento porque acá puede estar uno de tus sueños laborales:
 
  1. Proyectar, dirigir y ejecutar obras, sus estructuras e instalaciones.
  2. Recuperación, renovación, rehabilitación y refuncionalización de edificios y otros espacios.
  3. Construcción de equipamiento interior o exterior.
  4. Control técnico de componentes y materiales que se vayan a utilizar en una obra.
  5. Planificación arquitectónica y urbanística de espacios.
  6. Realizar estudios, proyectar y dirigir la ejecución de obras destinadas a la concreción del paisaje.
  7. Hacer la medición y nivelación de parcelas en las que se vayan a construir obras de arquitectura.
  8. Programar, dirigir y ejecutar la demolición de obras de arquitectura.
  9. Desarrollar estudios e investigaciones sobre ordenamiento, planificación de espacios, problemas relacionados con el diseño, proyecto y ejecución de obras.
  10. Asesorar sobre ordenamiento y planificación de espacios, diseños y proyectos arquitectónicos.
  11. Formar parte de la creación de planes, programas y proyectos relacionados con el hábitat humano, ordenamiento físico ambiental del territorio y de ocupación del espacio urbano y rural.
  12. Participar en la elaboración de normas legales relacionadas con ordenamiento y planificación de los espacios de hábitat humano.
  13. Realizar relevamientos, tasaciones y valuaciones de bienes inmuebles.
 
Lo mejor de esta carrera es que no dejó de transformarse y dado que tiene tantas áreas de aplicación laboral ya existen carreras cercanas que se enfocan en mobiliarios y otros elementos dentro de los espacios habitados por grupos sociales, el diseño de interiores, o el urbanismo que hoy en día es ampliamente aplicado y solicitado por gobiernos en todo el mundo.
Es posible que cuando hayas terminado tu carrera como arquitecto nuevos retos aparezcan en el país y en la región, por eso la carrera de Arquitectura te puede dar todos los fundamentos y conocimientos para que las habilidades que necesitás se fortalezcan y se conviertan en proyectos reales con impactos positivos en las personas.

 

Publicado en: Somos la Kennedy | Blog

Tagged: carreras, Tips, aprende más

Quizá también te interese