Dos perspectivas y muchos consejos sobre la vida laboral

Por Luisa Rodríguez para Somos la Kennedy, Septiembre 18, 2018

La entrada al mundo laboral se da espontáneamente y muchas cosas se van aprendiendo por medio de la práctica, además, existen situaciones que te van a poner a prueba más allá de los conocimientos que obtuviste en la facultad; tu desempeño a nivel personal, tus habilidades, tus capacidades para trabajar en equipo o para tomar decisiones. Está en vos darle una mirada crítica a tu propio desarrollo y analizar cómo estás relacionándote con ese espacio en el que pasás más tiempo de tu día a día.
 
Y del otro lado de la historia están esas personas que analizan constantemente cómo funcionan las relaciones entre personas de un equipo o con los líderes, les interesa optimizar estas relaciones para dar bienestar y a la vez beneficiar a las compañías. Ellos son los psicólogos laborales, y también tienen muchos retos adicionales a ser empleados. Lo interesante de este asunto es que desde la Psicología Laboral tanto psicólogos como profesionales de todas las carreras, podemos entender y decidir cómo interactuar en nuestros trabajos.
 
Para entender estos dos lados de la historia conversamos con la Lic. Claudia Mastropablo, profesora de la materia Psicología Laboral de la carrera de Psicología en la Kennedy. Gracias a ella construimos estas recomendaciones que queremos que leas y compararés detenidamente:
 
Si comenzaste o si ya te estás adaptando
 
  1. La manera ideal de realizar la transición estudio – trabajo, es poder ir articulando lo académico con el mundo real a través de experiencias preprofesionales. Si aún estás estudiando, preguntá en tu facultad las opciones que podés aprovechar para ir integrando estos dos mundos.
  2. Preguntale a tu líder cuáles son las expectativas del puesto. Muchas veces tus expectativas laborales no coinciden con las que puede ofrecerte un puesto o con las que la empresa pueda brindarte. Esto es muy importante porque puede generar frustraciones para ambas partes y darte una mala experiencia.
  3. Entendé qué lugar tienen las tareas que realizás en un contexto más amplio del negocio. Por ejemplo, si trabajás como supervisor, ¿quién podría evaluar tu desempeño?, ¿a quién le impacta tu trabajo?
  4. Pensá cómo podés agregar valor al negocio de la empresa. Trabajá en aportar ideas innovadoras y soluciones para facilitar el trabajo tuyo y de tu equipo.
  5. No hay fórmulas o recetas mágicas para mantenerse en armonía con los equipos de trabajo y llevar una buena relación constante, si no, todo sería muy fácil. Pero sí podés tener presente que para poder trabajar en equipo es importante aceptar la diversidad de valores y de criterios que tenés alrededor, tu mente debe estar abierta al aprendizaje permanente.
  6. Todos tenemos capacidad de aprender y de enseñar más allá de la formación académica o no  de cada persona; esta es una enseñanza de Pichon Riviere y él lo llama “enseñaje”. Respetá las diferencias, interesate por el trabajo de los demás y aportá al equipo desde un lugar de colaboración.
 
Si estudiás psicología y estás comenzando el tema de psicología laboral
 
  1. Como psicólogos la inserción en el área laboral nos pone ante un desafío. Es una de las incumbencias a las que se le está prestando atención y se está desarrollando en los últimos años. El pasaje por la carrera de Psicología nos forma en áreas como psicopatología, administración de técnicas, educacional, psicología social, teoría y técnicas de grupo y fundamentalmente ética que serán parte de las herramientas de trabajo.
  2. Un egresado de la carrera de psicología de la Kennedy está ampliamente calificado para entrar al área laboral organizacional en selección, capacitación, desarrollo de carrera, evaluación de potencial, manejo de situaciones de conflicto, evaluación de clima laboral o en el cargo de generalistas, prevención de accidentes o de enfermedades laborales.
  3. La psicología laboral no es solo para el mundo empresarial, hay un área de la psicología del trabajo que está dedicada a la investigación del sujeto y su relación con el trabajo en temas como subjetividad y el trabajo o el sufrimiento psíquico del sujeto que trabaja.
  4. Se pueden conectar los mundos académico y laboral con actividades como la experiencia Falabella que surgió gracias a la Licenciada Ludmila Onorati, psicóloga egresada de la Kennedy. En ella los alumnos experimentan a través de una capacitación realizada por colaboradores de cada área la realidad de trabajar en el área de gestión humana.
  5. El mundo laboral está cambiando y lo interesante de este proceso es que encontramos en un mismo lugar de trabajo cuatro generaciones (desde el fundador de la organización quien creo la cultura organizacional, pasando por los baby boomers, generación X y la generación Y), cada uno con miradas de la vida, valores y posiciones distintas frente al mundo laboral.
  6. El psicólogo está formado para promover la salud mental. Nuestra mirada debe acompañar y promover un ambiente de trabajo saludable, cuidar al trabajador, al colaborador, trabajar por su bienestar y respetando sus posibilidades, evitando que el trabajo sea un espacio generador de patologías.
 
¡Un bonus!
 
Si tenés tu propia empresa o estás pensando en emprender
  1. Generá una cultura de intercambio de conocimientos.
  2. Permití espacios de feedback para tener conversaciones honestas y directas. 
  3. Pensá en iniciativas para aumentar la confianza entre líderes y equipos e intra equipos.

Publicado en: Somos la Kennedy | Blog

Tagged: vida laboral, empleo, Tips

Quizá también te interese