fbpx

Domingo Faustino Sarmiento: nació, actuó y trascendió

Ciencias Sociales y Humanas
Noticias
12 febrero, 2021

“Más aún ya que la acción es la actividad política por excelencia, la natalidad, y no la mortalidad, puede ser la categoría central del pensamiento político”.
Hannah Arendt – La Condición Humana

“Puede juzgarse el grado de civilización de un pueblo por la posición social de la mujer”.
Domingo Faustino Sarmiento

 

Tanto la fecha de nacimiento –15 de febrero de 1811– como el nombre original de Sarmiento –como Domingo Faustino– han sido motivos de sana polémica e investigación histórica, dado que no aparece con el nombre Domingo (santo al que su madre era gran devota) ni el natalicio habría ocurrido el día datado. En cuanto a su natalicio, el acta de bautismo señala: “Faustino Valentín de un día, legítimo de Don José Clemente Sarmiento y Doña Paula Albarracín. Padrinos Don José Tomás Albarracín y Doña Paula Oro. En el encabezado de la partida consta que es el 15 de febrero de 1811, pero más adelante, el cura que lo bautizó aclara que el niño tenía un día de vida un día antes es el día de su aparición en el mundo”[i].

Sarmiento siempre celebró su cumpleaños el 15 de febrero. El debate sobre su nombre y la fecha exacta carece de sentido. Lo corrobora la carta que escribiera a su hija desde Buenos Aires un 13 de febrero de 1869: “Estreno este papel escribiéndote a ti, dos días antes del día de mi nacimiento”.[ii] Sarmiento aparece al mundo en el barrio de Carrascal en San Juan. Para esos tiempos, el Río de la Plata, la Junta Grande y luego el Primer Triunvirato procuraban materializar un gobierno único y central en el antiguo Virreinato del Río de la Plata. En la Banda Oriental se desencadenaba el Grito de Ascencio y en San Nicolás la primera escuadrilla naval era destruida por los realistas.

Estos 210 años que hoy nos separan del acontecimiento, son propicios para reflexionar a partir de Hannah Arendt, para quien la condición humana se da en tres elementos de la vida activa: labor, trabajo y acción, siendo esta la característica de mayor relevancia. “En este sentido de iniciativa, un elemento de acción, y por lo tanto de natalidad, es inherente a todas las actividades humanas. Más aún ya que la acción es la actividad política por excelencia, la natalidad, y no la mortalidad… De todo recién nacido se espera lo inesperado. Nacer es entrar a formar parte de un mundo que ya existía antes, nacer es aparecer, hacerse visible, por primera vez, ante los otros; entrar a formar parte de un mundo común”.[iii] Agrega Arendt que cada nacimiento da la posibilidad que el mundo cambie.

¿Cómo funcionó este enunciado en Sarmiento? La historiografía ha dado cuenta de los cambios producidos en todos los órdenes sociales donde pensó y actuó. La Primera Conferencia de Ministros y Directores de Educación de las Repúblicas Americanas, celebrada en Panamá, propuso una fecha unificada para celebrar el Día del Maestro en todo el continente, eligiéndose el 11 de septiembre, aniversario del fallecimiento del estadista y educador argentino Domingo Faustino Sarmiento (su vigencia actual se circunscribe a la República Argentina).

Al cumplirse los 100 años de su nacimiento, en 1911, se destacaron los testimonios de Leopoldo Lugones y Jose Ingenieros. “¿Por qué Sarmiento es innovador para Lugones? Porque vincula moral con libertad, y libertad con trabajo, y los tres conceptos, moral, libertad y trabajo se articulan en sede educativa… El discurso de Ingenieros exponía que la forma y el contenido coinciden: se mezcla el elogio, la admiración con la apología, y las imágenes bellas y hasta sublimes asocian las obras y la figura de Sarmiento con los mitos clásicos de la literatura”.[iv] Algunas de las facetas transitadas fueron: educación, periodismo, diplomacia, legislador, estadista, literato, científico, militar.

Sigmund Freud en El Malestar de la Cultura establece que “existen, en efecto, algunos seres a quienes no se les niega la veneración de sus coetáneos, pese a que su grandeza reposa en cualidades y obras muy ajenas a los objetivos y los ideales de las masas”.[v] Sin dudas, a Domingo Faustino Sarmiento, más allá de la devoción, polémica o descrédito, lo debemos contar entre ellos. Su aparición en el mundo allá por febrero de 1811 hizo que se produjeran cambios que han llegado a la actualidad.

Dr. José Luis Speroni
Director de la Licenciatura de Relaciones Internacionales
Universidad J. F. Kennedy


[i] Videla, Horacio. En https://www.diariodecuyo.com.ar/sanjuan/Con-otro-nombre-y-un-dia-antes-20110214-0155.html

[ii] Ídem

[iii] Arendt, Hannah. (2007) La Condición humana, Bs. As. Paidós, Pág. 23

[iv] Herrero, Alejandro Ramon. Estudios de Filosofía Práctica e Historia de las Ideas / ISSN 1515–7180 / Vol. 14 N.º 2 Revista anual del Grupo de Investigación de Filosofía Práctica e Historia de las Ideas / INCIHUSA – CONICET / Mendoza https://ri.conicet.gov.ar/handle/11336/28796

[v] Freud, S. (2013), El malestar de la Cultura, en Sigmund Freud Obras Completas Vol. 22 (Ed. Especial) Buenos Aires, Siglo XXI Editores. (Texto original publicado en 1930). Pág. 3017